a

Mora y Los Metegoles: relajados y atentos

542

Fotografía: Carla Jones

Mientras graban su nuevo disco, Mora y los Metegoles se divierten en pleno crecimiento. Antes de su show del viernes junto a Las Ligas Menores en el Teatro Opera hablaron con Carla Jones sobre todo lo que rodea a la banda.

“Somos unos bebés aprendiendo a caminar”, dice Mora Palvi al mirar a sus compañeros de banda sentados en un sillón de su sala de ensayo. Hace dos años se le acercaron Lautarín y Narf y le dijeron que tenían que tocar juntos. En ese entonces, Mora tenía algunas canciones que tocaba junto a Aziz Asse, baterista y productor. Al comenzar el 2017 y después de algunos ensayos consiguieron su primer fecha. Después de eso, y a pesar de no contar -todavía- con un bajista, surgió la necesidad de grabar para inmortalizar ese momento de la banda. “Crecimos un montón en estos años, pero recién empieza”, alerta.

La teoría indica que el nuevo disco, que todavía no tiene título, sale a la luz a fines del mes de Mayo. Joaquín, el bajista y el último en ingresar al grupo, compara el proceso con una línea de tiempo donde conviven canciones del comienzo con otras compuestas recientemente.

A dos años de “Mora y Los Metegoles”, su primer EP, la banda se encuentra una vez más en el búnker de Toto Records en City Bell para hacer lo que más disfruta: divertirse entre amigos y grabar canciones juntos. El productor de este proyecto es Aziz Asse, a quien definen entre risas como “el quinto metegol”. Además de ayudar a darle forma a las canciones de sus amigos y de haber lanzado uno de los discos más destacados del 2018, Aziz es el fundador del sello discográfico donde conviven con otros artistas como Formica, Paz Asurabarrena y Fabricio Algo, entre otros.

Sin perder la gracia que los caracteriza en sus letras como en el escenario, hablan de la seriedad con la que empiezan a ver las cosas en este nuevo proceso de grabación. Esa es, principalmente, una de las diferencias entre el EP y el disco que están creando: la convicción. “Las canciones son un rejunte de cosas, pero en este álbum está totalmente pensado cómo queremos sonar y cómo queremos decir lo que queremos decir”, agrega Mora.

Sin encasillarse en ningún género particular, las influencias que tienen van desde The Mamas & The Papas, Johnny Mitchell, los Beach Boys hasta King Gizzard & The Lizard Wizard. A excepción de dos canciones que son letra y música de Narf, Mora es quien escribe la mayoría de las letras. De esa forma encuentra un espacio para grabar cosas que escribió hace mucho tiempo y hoy pudo resignificar. “Siento que quiero decir cosas importantes; no para el mundo, pero sí para mí. Quiero ser consciente de lo que tengo ganas de hablar e ir descubriéndolo en el proceso”, concluye la artista.

Estudiante de Comunicación en la UNLP. Escribe para diferentes medios. Patagónica y con un arcoíris en el pelo.