a

Juan Ingaramo en La Plata: las promesas se cumplen

203
Fotografías: Monty Kaplan
Juan Ingaramo trae Best Seller, su último disco, por primera vez a La Plata este sábado 7 de septiembre en el Teatro Ópera. Antes de eso, Juan Facundo Díaz se juntó con el músico para hablar del amor, la felicidad, la bachata y el pop.

Juan Ingaramo es la muestra de que las promesas se cumplen. Aquél joven señalado como revelación nacional luego de lanzar Músico, su segundo disco, hoy es uno de los principales protagonistas de las grandes ligas del pop y la música urbana argentina. Best Seller, su último álbum, sirvió como consolidación en la masividad, y llega a La Plata para presentarlo el sábado 7 de septiembre en el Teatro Ópera. 

“Todo esto es producto del trabajo”, dice Ingaramo al intentar buscarle una explicación a su (buena) actualidad. Muchas veces se declaró como un militante del pop, sin embargo, su último álbum muestra una búsqueda aún más profunda en los géneros urbanos, con invitados como Ca7riel, Neo Pistea o Dakilla. “Yo no lo sentí como un cambio. Vivo esos procesos de forma más natural. Nunca me sentí cercano a la homogenización del pop argentino, sí a algo más bien alternativo. Musico (2016) es más de ghetto, de nicho. Bueno, intenté abrir aún más el abanico con Best Seller. Democratizar la obra, que no necesites tener cierto conocimiento o status cultural para escucharla y pertenecer. “Lengua universal” es una declaración de principios, el plantado de bandera”, cuenta al pensar en la canción que abre el álbum. 

Esa búsqueda, además, la llevó más allá con la bachata trapera “Romeo y Violeta” y “El Campeón”, sus últimos dos singles. Ingaramo siente que estos mundos están totalmente vinculados y pueden convivir entre sí. “El pop va más allá de lo rítmico. Es, más bien, una forma de decir las cosas”, dice. “La bachata es lo más pop del mundo. A nivel estructural, canción, estribillo. Tomar un sonido de otro lugar para hacer lo mío, con otras cosas, es super pop. Siento que el espíritu sigue siendo el mismo. No solo porque lo cante yo, sino porque también la propuesta lo tiene implícita”. 

“Romeo y Violeta” es, particularmente, una oda al amor. “Me considero un romántico. Me gusta el amor como elemento creativo”, dice. “Además, si bien puedo tener canciones como “Horóscopo” o “Comodín”, siento que siguen siendo de amor. Son dos lados de la misma moneda. La música, para mí, es un elemento de cambio, es transformador. Personal y colectivo. Entonces no es que hago una música cuando estoy bien. Va actuando sola, no está al alcance de la razón. La razón es lo que viene después que esa música sale. Cómo quiero que se vea, dónde quiero tocar, con quién”, analiza.

El amor como elemento creativo y la experimentación con los sonidos. Ingaramo planea estrenar varias canciones de aquí a fin de año, sueña con una colaboración con Miranda! e imagina un álbum a principios del 2020. Las promesas se cumplen y se mantienen. 

 

Periodista musical, diabético, amante de los vinilos, la cerveza y el soul. Escribe para silencio.com.ar y antes de los 20 ya frecuentaba estudios de radio. En La Plata ha sido, alternativamente, operador, productor, conductor y columnista en diversas radios y programas. Actualmente se desempeña en el “Beat de la Cuestión” de Radio Cantilo con Cuchi Calderón. Además de comunicador es un excelente bailarín y un cantante discreto pero con entusiasmo.