a

Selección Nacional 2018

997

Músicos, periodistas, productores, fotógrafos, DJs y el staff de ADM votaron sus discos nacionales preferidos en este prolífico 2018 que termina.  El resultado quedó plasmado en un ranking, conformado, con guiño futbolístico, por un “once titular”. El recuento dejó a Babasónicos, con su esperado regreso tras cinco años sin editar discos, en el primer lugar. En el podio, en tanto aparecen dos ediciones platenses: Anestesia, el tercer trabajo de Peces Raros, y Madura el Dulce Fruto, el elogiado trabajo de los Faunos.

La lista la completan las producciones de Bándalos Chinos, Juan Ingaramo, Laika Perra Rusa, Aziz Asse, Poli & Prietto, Valdés, P.E.L.S y Marilina Bertoldi. 

Por pocos votos, quedaron fuera de esta arbitraria selección discos que también estuvieron entre lo más destacado del año: Livre, de Ca7riel; Cargar la suerte, de Andrés Calamaro; Fuego Artificial, de Las Ligas Menores; Asia Menor, de Los Valses; Bailemos Juntas, de Ibiza Pareo, y Conociendo Rusia, de Conociendo Rusia.

 

1 – Discutible – Babasónicos

Lo hicieron de nuevo. Babasónicos se metió en el mundo de los algoritmos, la Isla Maciel y la superficialidad en su disco tal vez más ‘discutible’. Luego del sobreproducido Romantisìsmico (2013) -y de un largo silencio de estudio-, Dárgelos, Roger, Tuñón y Cia, volvieron a romper sus fronteras sonoras con un canto al cuestionamiento constante y a la permanente toma de riesgos estéticos.  

2 – Anestesia – Peces Raros

En su tercer disco, los Peces vuelven a explorar las profundidades del trance sonoro, con  un beat sin baches, arpegios viscerales, inspirados sintes y una poética oscura como elementos centrales. Cada vez con menos ataduras estéticas hacia el universo del rock, la banda de Lucio Consolo, Marco Viera, Benjamín Riderelli y Mariano Sosa abraza la tecnofilia y se consolida como referente estético de una escena cada vez más agitada en la que el baile y el cuerpo son los únicos protagonistas.

 

3 – Madura el dulce fruto – 107 Faunos

Después de ponerse bajo la batuta de productores y de incursionar en el mejor estudio de grabación del país, los Faunos decidieron dar vuelta la página y retomar las riendas creativas para trabajar, con paciencia artesanal, en el que para muchos es su disco más inspirado y logrado. Lleno de gemas pop que no traicionan la propuesta disruptiva de la banda, Madura el dulce fruto se convirtió en una de los indispensables de 2018.  

 

4 – BACH – Bandalos Chinos

La banda oriunda de Beccar se internó unas semanas en el desierto texano para registrar su primer larga duración con formación definitiva. En el estudio Sonic Ranch y bajo la batuta de Adán Jodorowsky, los Bándalos Chinos pergeñaron un disco de puro espíritu pop con un sonido lleno de guiños retro hacia la mejor tradición nacional de los ochentas.

 

5 – Best Seller – Juan Ingaramo

El nuevo rey de pop nacional llegó de Córdoba. Todo lo que Ingaramo insinuó en Músico (2016) lo potenció en su nueva placa, que explora aún más los horizontes bailables y los ritmos urbanos, apostando al mainstream con feats. de Neo Pistea, Dak1llah y Louta, entre otros.

6 – Marcha I – Laika Perra Rusa

Entre inspiradas canciones disco, samples sobre un ‘llanto colectivo’, referencias a la filosofía y personajes de los `90, los Laika lanzaron en Marcha I una denuncia sobre el contexto del país y apostaron al concepto de revolución bailable. El disco contó con la producción de Shaman Herrera y la colaboración de Elena Radiciotti y Amparo Torres (Isla Mujeres), y Benjamín Riderelli, de Peces Raros.

 

7 – DIAL – Aziz Asse

El artista platense demuestra toda su virtud con un disco moderno y ambicioso en la producción en clave instrumental. DIAL cuenta con la mezcla de Gastón Le, su compañero en Un Planeta.

8 – Boleros y canciones – Poli y Prietto

Natalia Politano y Maxi Prietto se metieron en el estudio y condensaron el espíritu de la libertad y el amor en un disco de boleros entrañable, con versiones de Agustín Lara, Gardel y dos canciones originales de la vocalista de Sr. Tomate.

9 – Gris – Valdes

Los hermanos Pancho y Eduardo Valdés ajustaron aún más la fórmula experimentada en su primer disco y lanzaron ocho nuevas canciones donde explotan su método: un blend de líricas románticas con pulso pop fabricadas para bailar. La experiencia Discos del Bosque continúa dando frutos y en tan solo treinta minutos el movimiento logró su cometido.

 

10 – Destellos del futuro – Pels

Con 15 años de carrer,a la banda de los hermanos Tingo e Ignacio Zucal editó el que para buena parte de la crítica es su disco más logrado. Baladas ensoñadas, destellos de melodías épicas y el broche de oro: la participación de Lito Nebbia, que aporta voz y magia en “Cortinas de un programa de Televisión”, el punto más alto del disco.

 

11 – Prender un fuego – Marilina Bertoldi

Entre una grabación accidentada y un contexto social movilizante, la cordobesa reafirma en Prender un fuego que el rock no está para nada muerto.

Votaron:  Oscar Jalil, Santiago Motorizado, Gregorio Jáuregui, Francisco Lagomarsino, Ariel Valeri, Mateo Sujatovich, Facundo Arroyo, José Maldonado, Carla Jones, Guada Koch, Juan Facundo Díaz, Matías Julián Angelini, Camila Rodriguez Meza, Martina Ledesma, Marieta Vagnoni, Agustín Forestieri, Mag García, Bocha Remiro, Bruno Da Silva Dias, Laqui Topič, Lucas Valenti, Mariano Machao, Augusto Tudda, Juan Cristobal Muñóz, Julián Rossini, Agustín Buaon, Guido Dalponte, Juan Baro Latrubesse, Victoria Jáuregui, Camila Sagasti, Guille Salort, Chita, Fran Azorai, Ca7riel, Bernardo Ferrón, Ramiro García Morete, Joaquín Castillo, Gastón Le, Tato Urbiztondo, Mora Palvi, Felix Sisti Ripoll, Chiqui Castaldo, Ana Bertoldi, Leo Negrelli, Joaquín Inza, Martín Kaen, Juliana Godoy, Pablo Giácomi, Falopapas, Manuel Cascallar, Nahuel Piscitelli, Juan Irio, Fernando Iranzo, Lautaro Barceló, Franco Sorgio, Lucas Finocchi, Faustina Sagasti y Flavio Mogetta.