a

Quemarían todo: el año de Fus Delei

466

Fotografía: Franco Casali

Fus Delei corona un gran año donde el imaginario, la convocatoria y la energía de sus shows les colocó como uno de los grupos con mayor crecimiento de la escena. Desaria 2714 conversó con Matías Angelini en la previa a su concierto en el Festival Nuevos Vientos sobre el presente del grupo, la experimentación y su próximo material.

Desaria2714 aprovecha un semáforo en rojo y quita sus manos cubiertas por guantes negros simil cuero del volante para darle play al último disco de Alex Anwandter. Mira hacia delante vestide por un gran tapado ochentoso color beige, con su cabello corto rapado a los costados teñido de azul y un choker con puntas metálicas que sobresalen en el cuello. Es miércoles a las 11 y media de la noche, y lejos de abandonar el contrato estético que le artista luce en cada presentación de Fus Delei, luce y viste como su identidad lo pide. 

«Es una locura lo que está pasando en Chile. Está bueno que los artistas se involucren políticamente», cuenta en referencia al artista chileno que suena, muy activo durante todas las protestas. Hoy Desaria2714 es un hecho político en sí: queer, no binarie y le cantante imponente de una de las bandas locales con mayor crecimiento.

Desde la salida de Ideas Para Un Mundo Imaginario (2017), la banda que completan Baro Latrubesse en teclados, Goyo Jáuregui en batería, Agustín Buaon en guitarra y teclado y Tomás Marcucci en bajo, consolidó una formación y el proceso se materializó en una búsqueda bisagra, más ecléctica y diversa que su material previo: ‘Será Cuestión de Verse’ como una balada manifiesto que se torna cada vez más oscura y compleja; ‘Clara’ como tecno pop con aires europeos y Quemaría Todo, su EP de remixes con versiones de Joyaz, Lucio Consolo y Antu Antu, entre otros. 

En 2019, la salida de los “Adopte” y “Cabeza”, con piezas audiovisuales a cargo de Manque La Banca y Oblinof respectivamente, evidenciaron aún más la búsqueda integral de una estética que trascienda más allá de lo musical. Ambos singles con presentaciones propias y una gran respuesta de la gente en los conciertos.

“La gente elige sobre relajar y en qué tiempo usar el ocio. Es algo que hemos hablado mucho con los chicos y como desde cierto punto, en 2017 empezó a pasar algo en la banda y el público que nos dio a conocer por el boca en boca. No fue ni estrategia de redes, ni marketing, nada numérico, sino que fue más natural porque la gente iba a vernos y después le contaba a otras personas. Cuando presentamos Ideas Para Un Mundo Imaginario nos sorprendimos”, recuerda Desaria2714.

El germen de la experimentación se evidenció desde el comienzo en la búsqueda de Fus Delei. La conjunción de dos efectos distintos que conviven en armonía como la potencia y el filo del fuzz, junto con la cadencia y la repetición del delay alertaban que el abanico sonoro de la banda no tenía límites claros. Lo oscuro y lo luminoso coexistiendo como en todas las cosas. Fue así que la idea de la banda siempre fue mostrar la convivencia de ese contraste. No limitarse al binarismo de mostrar la parte agresiva o trash, y la parte más luminosa. Sino de ocupar todo el espectro que eso abarca. 

“La experimentación no la perdimos, pero sí fue cambiando. Pero creo que al margen del sonido, en 2018 comenzamos una búsqueda también en lo visual y en lo performático, apostando fuerte al vivo”, describe le cantante, alertando algo que se vivió sobretodo durante los últimos dos años en la banda: maquillaje, lentes de contacto, looks industriales y cyberpunk salidos de las fantasías más intensas de Depeche Mode y MGMT, con la batería al frente, agresividad en el toque y una potencia que se manifiesta en lo físico. Que invita al movimiento. “Hoy si encaramos el rock, es desde el pop. Cada vez se va poniendo más cyborg la cosa”, agrega entre risas.

El próximo disco de la banda está naciendo bajo el perfeccionamiento de estas ideas. La búsqueda de un álbum pop donde las canciones puedan funcionar por separado y que las hermane una idea. “Tenemos una lista de temas para laburar que en total deben ser veinte, de los que lanzamos “Adopté” y “Cabeza”, y ya estamos trabajando el que va a salir el año que viene. Es como un disco que se está armando por piezas y mientras la gente lo va conociendo, nosotres también lo vamos conociendo. Estamos trabajándolos a la par para que sea más sólido en la idea de disco. El universo Fus Delei lo más explayado posible”, advierte Desaria2714.

Además, agrega: “Actualmente el pop está más politizado que el rock, o al menos tiene un mensaje más fuerte para mejorar las cosas. Y en cuanto al mensaje, desde nuestro lado, preferimos usar la metáfora o la poesía para decir algo directamente. Eso pasa en “Adopté”. Para mí es clara la ligación a la idea de repreguntarse un montón de cosas de identidad de género, de orientación sexual”.

Durante los últimos dos años el quinteto quemó todo. Bastaron cuatro singles y dos videoclips, la profundización de una estética para cosechar un presente más que interesante y convertirse en una de las bandas más observadas de la escena. Y ese fuego sigue vivo, creciendo, mientras apuestan a uno de los discos más esperados del año entrante.

Matías es periodista cultural. Colaboró en el diario El Día y es ayudante de gráfica en Facultad de Periodismo de la UNLP. Prefiere el vino que la cerveza pero no lo dice mucho. Nació en Bahía Blanca y no entiende cómo la gente en La Plata dice que tiene frío. Quiere morir con 'The thrill is gone' de Chet Baker de fondo.